Hotel 1898

FICHA TÉCNICA

  • Dirección: Rambla 109; Pintor Fortuny 1-3; Xuclà 8.
  • Denominación: Compañía General de Tabacos de Filipinas.
  • Autores: Josep Oriol Mestres. Josep M. Sagnier Vidal (reforma). Josep M. Rivas (reforma).
  • Época: 1880. 1929 (reforma).
  • Estilo: Ecléctico. Neoclásico. 
  • Uso original: Residencial y oficinas.
  • Uso actual: Hotel 1898
  • Rehabilitación: 2005.

HISTORIA DEL EDIFICIO Y DE SUS USOS

La Compañía Trasatlántica Española (CTE).

  

Los orígenes religiosos del actual edificio se remontan ya en el siglo XV .

Los orígenes religiosos del actual edificio se remontan, ya, al siglo XV, con la existencia de la iglesia de Betlem y de un colegio de jesuitas en el siglo XVIII en los antiguos solares, mucho antes de ser derribados en la segunda mitad del siglo XIX.

Será en 1879 cuando la familia de Antonio López y López (primer marqués de Comillas) compre una parte de los solares para construir un edificio de viviendas y la sede de su compañía de barcos, la Compañía Trasatlántica Española (CTE).

En 1880, el arquitecto Josep Oriol Mestres inicia el nuevo proyecto de residencia y oficinas para la familia López.

 

La Compañía General de Tabacos de Filipinas.

La fachada principal de la Rambla se realizó con piedra natural de Montjuïc

Pero en 1929 el majestuoso edificio se convierte en la sede, también, de la empresa familiar Compañía General de Tabacos de Filipinas, con una importante remodelación, de la mano del arquitecto Josep M. Sagnier Vidal y de José M. Rivas. Será en este momento cuando se ampliará todo el cuerpo del edificio en la calle Xuclà.

Detalles significativos que afortunadamente han perdurado hasta hoy son, por un lado, la fachada principal de la Rambla, hecha con piedra natural de Montjuïc. Destacan dos alegorías escultóricas sobre el Comercio y Ultramar con la forma del dios Hermes y la diosa de la Fortuna, representada con un timón de barco. El conjunto escultórico representa los vínculos comerciales de Barcelona con las colonias españolas de la época (Cuba y Filipinas), pero, también, los negocios y el origen de la fortuna de los López.

Por otra parte, la fachada de la calle Pintor Fortuny conserva los tres primeros arcos, realizados, también, con piedra natural, destacando la cornisa con el nombre de la Compañía General de Tabacos de Filipinas, también propiedad de los López.

A partir de los años 30, y como sede de la Compañía General de Tabacos de Filipinas, el edificio pasará a ser utilizado como oficinas y locales de negocios para diferentes empresas, lo que conllevará cambios en el interior del majestuoso inmueble.
Pero aún hoy se conserva como pieza artística el busto, esculpido por Josep Llimona, de Claudio López Bru (segundo marqués de Comillas).

El poeta Jaime Gil de Biedma.

La biblioteca del Hotel 1898, situada en el primer piso, está dedicada al poeta Jaime Gil de Biedma.

En los años 50, un personaje que dejará un huella importante en la historia del edificio será el poeta Jaime Gil de Biedma (generación literaria del 50) que tenía su despacho aquí, como secretario general de la compañía de tabacos.
Hoy en día, la biblioteca del Hotel 1898, situada en el primer piso, está dedicada al poeta y cuenta con una importante colección de libros de su bibliografía.

Núñez y Navarro Hoteles: el Hotel 1898.

Esta parte rehabilitada incluye el vestíbulo de La Rambla, el antiguo almacén, hoy convertido en zona termal, una buena parte del comedor y siete Salones Coloniales en la segunda planta.

A lo largo de tan solo dos años, un excepcional equipo de expertos ha restaurado la antigua sede de la Compañía General de Tabacos de Filipinas para convertirla en el Hotel 1898.

De los 13.600 m2 que ocupa el edificio, prácticamente el 10% (unos 1.200 m2) han conservado su estructura original construida en 1880, rehabilitada por completo. Esta parte rehabilitada incluye el vestíbulo de La Rambla; el antiguo almacén, hoy convertido en zona termal; una buena parte del comedor, y siete Salones Coloniales en la segunda planta.

De entre los elementos que han caracterizado el edificio a lo largo del siglo XX y que se han conservado destacan los ornamentos externos como las farolas originales de la Rambla, reproducidas de manera exacta en la calle Pintor Fortuny para mantener la uniformidad de su aspecto original.

En el interior del edificio, la restauración se ha centrado, principalmente, en los techos artesonados del maravilloso vestíbulo de La Rambla, así como en la puerta giratoria realizada en madera de caoba, que tiene un curioso mecanismo de principios de siglo.

También se han conservado los suelos de mármoles de diferentes colores, las columnas, la lámpara y la vidriera policromada del techo.

Actualmente, el edificio tiene nueve plantas; dos de las cuales, subterráneas. Desde la calle, sin embargo, sólo se aprecia una altura de cinco plantas y no de siete debido a que la nueva construcción ha respetado la altura original del edificio al tiempo que ha podido disponer de amplias terrazas en los pisos superiores.

En cuanto al trabajo de interiorismo, Núñez y Navarro Hoteles encargó el proyecto a Rosa Rosselló. La interiorista barcelonesa ha creado unos espacios totalmente cálidos en base a la utilización de materiales nobles como la madera, el cuero, el mimbre y una gran variedad de tejidos.

Podemos afirmar, pues, que el H1898 es el resultado de un equilibrio entre pasado y presente. Un pasado colonial y un presente clásico y lujoso.

Más Información
  1. Informe Histórico-Arquitectónico de la finca número 109 de la rambla dels Estudis de Barcelona. Autores: Francesc Caballé, Dr. Reinald González, Núria Nolasco.
  2. Artículo El País. 30/07/1998.
  3. Artículo La Vanguardia. 28/01/2001.
  4. Artículo La Vanguardia. 18/11/2001.
  5. Artículo “Los negros negocios del beato Marqués de Comillas”. 20/11/2012.
  6. Artículo “Los sindicatos, contra el Marqués de Comillas”. 12/10/2010.